Cómo afecta el frío al sueño

Dic 21, 2020 | TE INFORMAMOS


Mantener un sueño profundo durante la noche es fundamental para obtener un descanso efectivo y reparador. Por ese motivo, en muchos casos la llegada del frío conlleva algunos cambios que pueden afectar a nuestro relax.

De la misma manera que nos cuesta dormir bien durante los calurosos días de verano, ocurre algo similar durante el invierno. Básicamente el problema radica en que las temperaturas extremas no ayudan en general a mantener un reposo nocturno apacible.

Para que conozcas en qué medida el invierno puede afectar al desarrollo de nuestro descanso, estate atento a nuestras recomendaciones y descubrirás los pros y los contras de cómo afecta el frío al sueño.

¿Cómo afecta el frío al sueño?

Pros del frío para dormir bien

Debido a que los días son más cortos y a la vez las noches más largas, el frío es la época del año en que más apetece estar en la cama. La consecuencia que conlleva la falta de luz solar es un exceso de melatonina que en cierta manera nos hace adentrarnos en un estado de somnolencia en cuanto empieza a oscurecer.

La mayor ventaja de la llegada del frío es que es posible que recuperemos las horas de sueño perdidas, ya que la sensación de frío invita a acurrucarse en la cama y por ello a trasnochar mucho menos. Es el mejor momento para acondicionar tanto el ambiente del dormitorio como disponer de la ropa de cama adecuada y descansar confortablemente.

Así, el invierno es la época por excelencia de disfrutar de nuestras camas cubriéndonos con los rellenos, fundas nórdicas, mantas o edredones. En todo caso, lo que nos interesa es relajarnos y obtener la máxima comodidad para recargar las pilas aprovechando el gélido ambiente del exterior.

Para ello, es imprescindible no abusar de demasiadas capas e intentar mantener una temperatura ambiental constante que favorezca el equilibrio necesario de la regulación térmica corporal. Así, muchos estudios científicos coinciden en que la temperatura ideal para dormir no debería sobrepasar los veinte grados.

En todo caso, aunque no lo parezca, el frío puede tener beneficios en nuestro descanso. El más importante es que se logra conciliar el sueño con mucha más facilidad y profundidad que cuando hace calor.

Inconvenientes del frío para dormir bien

La tentación de dormir demasiado abrigados o con la calefacción encendida durante la noche suele provocar una sudoración excesiva que puede llegar a ser perjudicial para obtener un buen descanso.

Hay que tener en cuenta que durante el sueño la temperatura corporal no es constante, sino que va variando por ciclos. Por ello, si el ambiente está más caldeado de lo conveniente, puede llevar a padecer despertares nocturnos con frecuencia.

Aunque erróneamente pensamos que cuanto más cálido esté el dormitorio mejor dormiremos durante el invierno, esto no siempre es así. De hecho, muchas veces se aconseja ventilar previamente la habitación durante unos minutos o incluso dormir con la ventana abierta para favorecer la calidad del sueño.

En cierta manera, dormir con frío puede resultar fastidioso para algunas personas sobre todo a la hora de meterse en la cama. Por el contrario, a otras les encanta esa sensación de frescor y prefieren sentirlo al acostarse.

No obstante, hay que considerar que se trata de un momento puntual que desaparece rápidamente, ya que nuestro cuerpo, gracias al mecanismo de regulación de la temperatura, se mantiene alerta ante los cambios extremos.

Por eso no hay que preocuparse demasiado si nos sentimos con excesivo frío en determinadas partes del cuerpo, como por ejemplo en los pies. Suele ser la parte del cuerpo junto con las manos que más les cuesta coger la temperatura adecuada. Para solucionarlo, nuestro consejo es echar mano de unos calcetines de forma momentánea.

Nuestras sugerencias

Para que el frío no te amargue la noche, es importante disponer de los equipos de descanso adecuados. Entre ellos, un colchón de calidad que reúna las prestaciones necesarias en cuanto a firmeza, adaptabilidad y transpirabilidad.

De la misma manera, utilizar ropa de cama de algodón y rellenos nórdicos garantizan un tacto suave y agradable además del aporte de calor deseado, siendo de esa forma una apuesta segura para obtener el beneficio de un sueño profundo.

No lo dudes y visita Maxcolchon, dentro de nuestro amplio catálogo podrás encontrar todos los productos necesarios para pasar el invierno de la forma que más te guste ya sea con más o menos calidez. ¡Que el frío no afecte a tu descanso!