Comienza la guerra de almohadas

Abr 2, 2021 | TE INFORMAMOS


Como cada año, el primer sábado del mes de abril se celebra una nueva edición de la guerra internacional de almohadas. Un evento que este año en muchos países será diferente debido a la pandemia, pero aún así podemos celebrarlo aunque sea desde casa.  La fecha varia ligeramente según ciudades o países, pero encontramos un punto común en el primer sábado del mes de abril.

Así nació la Pillow Fight Club

Igual que la fiesta de la Tomatina surgió de manera espontánea cuando unos jóvenes comenzaron a tirarse tomates, con la guerra de almohadas ocurre algo similar. Aunque peleas lúdicas de este tipo existieron mucho antes, fue con la llegada de internet y las redes sociales cuando proliferaron de manera internacional y, de alguna manera, se franquiciaron.

Esa atomización de las divertidas peleas de almohada no resulta óbice para concretar el año 2008 como la oficialización de este evento. En plena ebullición del flash mob (grupos de gente que actuaban de manera breve en espacios públicos para luego volver a dispersarse), miles de personas se convocaron a través de las redes sociales del momento (MySpace, Facebook, blogs, foros, chats, Messenger y mensajes de texto) para realizar una gran pelea de almohadas que abarcara diversos países.

De esta manera, el 22 de marzo de 2008 se realizó una gran pelea de almohadas en veinticinco ciudades del mundo: Atlanta, Beirut, Boston, Budapest, Chicago, Copenhague, Dublín, Houston, Huntsville, Londres, Los Ángeles, Melbourne, Nueva York, París, Pécs, San Francisco, Shanghai, Estocolmo, Sydney, Székesfehérvár, Szombathely, Vancouver, Washington DC y Zurich. Tras esta magna celebración, se estableció el nombre oficial de Pillow Fight Club, una especie de homenaje a la película ‘El club de la lucha’.

¿En qué consisten las batallas? ¿Existe algún tipo de reglas?

Posteriormente a ese divertido sábado de marzo de 2008, se optó por considerar el primer sábado de abril como la fecha indicada para la realización de este movimiento urbano de juegos que lo único que busca es el entretenimiento y la diversión. Que familias y grupos de amigos salgan a la calle ataviados de sus almohadas para olvidar durante 15 minutos (esta es la duración oficial, aunque seguro que el juego se puede estirar algo más) sus problemas y el estrés del día a día.

La guerra de almohadas es un evento gratuito, apto para todas las edades y con reglas que pueden variar según ciudades o culturas, siendo las siguientes normas bastante recurrentes:

– Balancea la almohada con fuerza.

– Lógicamente, no está permitido golpear a las personas sin tener una almohada.

– También está prohibido golpear a las personas que con sus móviles o cámaras graban el evento.

– No está permitido usar ningún tipo de almohadas duras o rellenas con elementos que no son propios de ellas.

– Se recomienda llevar bolsas de polietileno para ayudar a limpiar una vez acabado el evento.

Según las recomendaciones dictadas por los organizadores de estos eventos, se sugiere el no uso de las almohadas de plumas para no interferir con los derechos animales. Un punto que choca con la otra vertiente de participantes, los cuales defienden que la batalla es más divertida con este modelo de almohadas. De hecho, hay quienes que, para darle un punto más épico y lúdico, acuden vestidos con rellenos de nórdicos o las propias fundas de almohadas, convirtiéndose en una gran fiesta del pijama en la calle.

Aunque puedas pensar que esta curiosa celebración no ha arraigado tanto en España, te equivocas. Desde hace años se celebra en las principales ciudades del país. Madrid, Barcelona, Sevilla o Valencia ya han sido testigos de excepción de una de las batallas lúdicas más entretenidas y urbanas que existen. ¡Prepárate para mañana!