Colchones de látex: Naturalmax o Látex natural

Jul 22, 2020 | TE INFORMAMOS

Son la opción más mullida para a la hora de escoger un equipo de descanso. Son hipoalergénicos, resistentes a los ácaros del polvo, al moho y a los hongos. Son extremadamente duraderos. Son productos biodegradables y respetuosos con el medio ambiente. Son productos cuya durabilidad es muy alta. Son fáciles de limpiar. Son muy transpirables, ya que permiten una circulación óptima del aire. Sí, hablamos de los colchones de látex. Una categoría que se puede subdividir a su vez entre látex natural y sintético. Pero, por esta vez, nos vamos a detener en analizar los compuestos por productos naturales para analizar las características principales de los dos modelos estrellas: Naturalmax y Látex Natural.

Naturalmax, para aquellas personas que tienen problemas de alergias

Es el colchón que necesitan aquellos que buscan un sueño perfecto y sin alergias. El modelo Naturalmax de Maxcolchon es una de los productos más tops no solo de nuestro catálogo, sino del mercado. Fabricado con látex extraído al 100% de la resina del Habeas Brasiliensis, un árbol cuya corteza se regenera muy ávidamente cada vez que los humanos recogen su suero. Y no solo, su factor biodegradable y respetuoso con el medio ambiente es tal, que estos Habeas Brasiliensis siguen produciendo látex durante 30 años, lo que quiere decir que el efecto humano no interfiere ni con su hábitat ni con su desarrollo natural.

La composición resultante que obtenemos de este látex, crea un poro cerrado totalmente impenetrable para los ácaros, el polvo, las bacterias, los hongos, el moho y otro tipo de alérgenos que acaban desembocando en noches con problemas respiratorios, enfermedades y mala salud en general. La garantía al respecto es tal que el Naturalmax está avalado por los certificados Oeko-Tex Estándar 100 y Eurolatex Eco Standard, los cuales avalan que no hay riesgo alguno para la salud y el ecosistema con el uso y disfrute de este completo modelo de colchón.

Si seguimos avanzando en su composición y fabricación, encontramos que dispone de un acolchado superior de 250 gramos de guata que envuelve el colchón convirtiéndolo en acogedor y extremadamente suave. La sensación es tal que, Naturalmax, se adapta al contorno natural del cuerpo. Además, la vasta elasticidad que logra permite que la espuma de látex no se comprima como a veces ocurre con otro tipo de

Colchón Látex Natural, el descanso más elástico, suave y esponjoso

Haciendo sombra y compitiendo en buena lid con el ya analizado Naturalmax, encontramos un modelo de aspecto elegante y con un volumen superior que lo convierte en un producto perfecto para el descanso más elástico, mullido y suave: el Colchón Látex Natural.

Con una composición única en el mercado, hablamos que el Colchón Látex Natural ofrece hasta un 96% de látex natural. El único modelo entre los de su categoría que puede garantizar y ofrecer tal nivel de pureza. Y como decimos, lo convierte en un colchón increíblemente acogedor, donde las sensaciones más recurrentes que experimentará el durmiente serán la esponjosidad, la suavidad y la elasticidad. Todo ello sin perder, como pasaba con el Naturalmax, con el factor ecológico y natural que solo un producto de la naturaleza puede abrazar.

Como ya ocurría con Naturalmax, el Colchón de Látex Natural está recomendado para todas aquellas personas que son alérgicas al polvo o los ácaros. Además de estos elementos, este modelo impedirá la proliferación de moho y otras bacterias gracias a su poro más cerrado de lo normal, el cual no deja pasar a estos indeseables visitantes en su interior.

Más allá del componente hipoalergénico, el Colchón Látex Natural destaca también por tener un núcleo al que se le unen materiales superiores naturales como el algodón (el cual ayuda controlar la humedad) o las fibras (quienes otorgan ese factor mullido). En definitiva, estos acabados acaban desembocando en un modelo que ofrece una de las mejores acogidas que el durmiente puede desear: suave, esponjosa y elástica. Esta última prestación, es importante para que el colchón adopte los movimientos del usuario, recuperando siempre su forma después de cada noche.