Colchas baratas con las que decorar tu dormitorio

Ene 25, 2020 | MEJORA TU DESCANSO, TE ACONSEJAMOS

A veces no se presta atención a los elementos textiles de la cama y en ocasiones pueden ser la clave para transformar un dormitorio, ya sea porque necesita un toque de color, un punto de sofisticación o de confort. Además, resulta más económico que, por ejemplo, unas cortinas nuevas y en la actualidad, es muy fácil encontrar colchas baratas que cambiarán por completo el estilo de la estancia.

Si no queremos hacer una inversión grande para mejorar el ambiente del dormitorio o pensamos que la decoración es la adecuada pero le falta un toque, podemos recurrir a las prendas de cama para transformar la habitación. Gracias a internet es fácil seleccionar colchas baratas de una calidad excelente dependiendo de las necesidades y el estilo del cuarto.

Dime qué le falta a tu dormitorio y te diré qué colcha necesita

Las colchas baratas no implican que sean de menor calidad, simplemente se trata de un producto que no tiene tanta demanda como los edredones clásicos o los nórdicos y en caso de querer taparnos en invierno, en muchas ocasiones recurrimos a una manta. Por lo tanto, suelen ser más económicas favoreciendo su uso, más allá de abrigarnos un poco, como elemento decorativo imprescindible en cualquier dormitorio.

Podemos encontrar colchas de todos los tipos y sin duda amortizaremos la inversión gracias al efecto que aportará a la alcoba.

Mi habitación necesita color

Entonces lo que estás buscando es una colcha con contraste de colores. Si por ejemplo las tonalidades que más predominan son los blancos o colores neutros, recurre a una colcha amarilla o algún otro tono que aporte calidez al mismo tiempo que luminosidad y alegría. Este tipo de colchas es perfecto para las habitaciones con líneas modernas.

También puede ser que se trate de una habitación rústica donde el único color sea el de la madera, en ese caso elige del tipo patchwork (efecto parche) que además añadirán un toque vintage.

El dormitorio está algo apagado

Aquí también necesitas color pero quizás no tanto, así que las colchas florales con tonos suaves pueden ser la solución. Son ideales si en la habitación predominan las líneas clásicas o si tenemos elementos de forja o madera. Coge el estampado o la tonalidad de las cortinas como referencia y busca una colcha que se complemente.

Un toque de sofisticación

Si lo que buscamos es punto de elegancia, una colcha reversible donde en ambas caras los colores encajen con la decoración nos ayudará a crear ese efecto. También los tonos irisados, por ejemplo un gris metalizado o un malva con reflejos puede ser una buena opción en las líneas más modernas. En el caso de que tengamos un dormitorio clásico, si los muebles son blancos, una colcha marrón aportará calidez, y si por el contrario los muebles son oscuros, los beiges o blancos rotos harán que la habitación se vea más grande.

Ya tengo la colcha, cómo la coloco

Más allá de la colocación clásica que cubre toda la cama, incluyendo las almohadas, la versatilidad que nos ofrecen las colchas da pie a que juguemos con ellas de muchas maneras. Podemos colocarla doblada a los pies de la cama, extendida pero dejando ver las almohadas o los cojines e incluso en el medio, cruzada de un lado al otro. Lo mejor será probar las diferentes opciones y ver cuál es la que mejor encaja.

No hay duda de que las colchas pueden ser baratas, y por su precio y el efecto decorativo que podemos conseguir con ellas, se han convertido en el recurso imprescindible para lograr un ambiente perfecto sin importar de qué estilo es nuestro dormitorio.