Claves para dormir bien fuera de casa en vacaciones

Ago 2, 2021 | TE INFORMAMOS | 0 Comentarios

Las esperadas vacaciones están a la vuelta de la esquina. Las ganas de pasarlo bien y desconectar de la rutina sin estar pendientes del reloj es algo que todos necesitamos cuando tenemos unos días de descanso por delante. El simple hecho de no tener que madrugar nos permite reponer las fuerzas necesarias para volver a casa con las pilas bien cargadas.

El problema es que durante las vacaciones dormimos fuera de nuestro entorno. Ya sea en un hotel, un apartamento de alquiler o en casa de amigos o familiares, puede ocurrir que tengamos dificultades para conciliar el sueño como habitualmente lo hacemos el resto del año. El cambio de cama suele alterar nuestro descanso porque, queramos o no, “los humanos somos animales de costumbres”.

La sensación que nos transmite nuestra cama puede llegar a ser imprescindible para obtener un descanso reparador. Así, a mucha gente le supone un problema dormir en un colchón diferente al que generalmente utiliza cada noche.

Claves para dormir bien fuera de casa en vacaciones

Las vacaciones provocan un cambio total en nuestra rutina diaria y eso puede influir a la hora de conciliar el sueño. Si es el caso, puedes echar un vistazo a las ideas que te ofrecemos para que dormir bien fuera de casa no sea un contratiempo para disfrutar de tu tiempo libre.

Mantener el mismo ritual

Normalmente, a la hora de acostarnos, seguimos un ritual. Cada uno de nosotros tenemos nuestras manías y costumbres. Por eso, cuando estamos de vacaciones, es aconsejable mantenerlas en la medida de lo posible.

Por ejemplo, tanto si nos gusta leer un rato antes de dormir o nos relaja tomar una infusión, interesa continuar haciéndolo. Para sentirnos como en casa, también es aconsejable llevarnos nuestro pijama favorito o incluso la almohada que normalmente utilizamos para dormir. Aunque parezca algo sin importancia, también nos puede influir positivamente.

Cambiar de almohada suele ser uno de los problemas más habituales cuando dormimos en una cama diferente. El tipo de almohada es una elección muy personal, pues al igual que ocurre con los colchones, nos puede gustar que sea firme o, por el contrario, más mullida.  Si tienes la ocasión, es buena idea llevársela consigo y evitar de esa manera los problemas que conlleva dormir con una distinta que no resulte de tu agrado.

Acostarse relajado

Ya se sabe que, durante las vacaciones, nuestra actividad diaria varía considerablemente. Las excursiones, pasar el día fuera de casa y las reuniones sociales alteran nuestros hábitos modificando de esa manera el ritmo al que estamos acostumbrados.

Por eso, es buena idea practicar algún tipo de ejercicio físico que nos pueda aportar la relajación necesaria para que al acostarnos nos encontremos sosegados y tranquilos. Una de las ideas más cómodas y sencillas es optar por los paseos al aire libre. Ya sea por el campo o por la playa, es una forma de ejercitar nuestro cuerpo y aumentar de esa manera la producción de la serotonina que es la hormona que regula los ciclos del sueño.

También se aconseja evitar echar una cabezadita durante el trayecto del viaje. Es mejor que cuando lleguemos a nuestro destino estemos suficientemente cansados para caer rendidos. De esa manera, nuestra primera toma de contacto con la cama que nos espera puede llegar a ser muy satisfactoria.

Alimentarse saludablemente

Durante las vacaciones solemos cometer algún exceso con nuestra alimentación. Por un lado, descuidamos nuestros horarios y, por otro, nos saltamos la dieta saludable que intentamos mantener el resto del año.

Uno de los problemas habituales para dormir adecuadamente ocurre cuando nos pasamos con las grasas y los picantes. El reflujo gástrico puede ser uno de los problemas que puede aparecer si descuidamos una alimentación equilibrada.

Por ese motivo, es conveniente intentar compensar los abusos que solemos cometer durante las vacaciones. Así, en el caso de que hagamos una comida copiosa, nos interesa tomar algo ligero para cenar. De la misma manera, si picamos algo al mediodía, mejor incluir alimentos saludables por la noche.

En cualquier caso, si eres de los que les cuesta conciliar el sueño cuando estás fuera de casa, piensa que es una molestia que tan solo dura los primeros días. ¡A disfrutar de unas merecidas vacaciones!