Cinco consejos para tener un sueño profundo

Abr 19, 2019 | CONSEJOS, DESCANSO, SALUD, Sin categorizar | 0 Comentarios

Un sueño profundo y reparador no solo afecta a nuestros niveles de energía. El sueño juega un papel crucial en muchas de las funciones de nuestro organismo: la reducción del estrés, la consolidación de la memoria y la reparación de ciertos tejidos corporales son algunas de las más importantes.

Cinco consejos para tener un Sueño Profundo

 

1. Acuéstate a la misma hora todos los días

Acostarse a la misma hora es uno de los puntos clave para mejorar la calidad del sueño. Los expertos recomiendan mantener la regularidad del horario, no solo en los días laborables, sino también el fin de semana. La rutina de acostarte a la misma hora todos los días no solo ayuda a tener un sueño más profundo, también te resultará más fácil quedarte dormido.

La rutina de tus horarios te ayudará a tener un sueño profundo y a que te sea más fácil que de normal quedarte dormido

El descanso correcto de nuestro organismo es fundamental para evitar enfermedades como la depresión e influye de manera considerable en nuestros estados de ánimo. Además, cuando se tiene un exceso de estrés, un sueño ligero y superficial solo retroalimenta el problema.

2. Practica actividad física

El ejercicio físico también te puede ayudar a tener un sueño profundo. Se recomienda practicar, como mínimo, media hora diaria de actividad física, preferiblemente durante las primeras horas del día.

Ir a trabajar en bicicleta, practicar natación, apuntarse al gimnasio o caminar aumentará tu nivel de actividad física. Además, el ejercicio físico juega un papel importante en nuestro metabolismo y puede reducir nuestros niveles de estrés. Sin embargo, no practiques deportes de alta intensidad justo antes de irte a dormir: podría ser contraproducente.

Como tener un sueño profundo

3. Cuida tu alimentación

Llevar una alimentación sana y equilibrada también resulta fundamental para disfrutar de un sueño profundo y reparador. Incrementa el consumo de frutas y verduras. Reduce el consumo de grasas. No tomes comidas azucaradas, o picantes, especialmente por la noche. Mantén el equilibrio correcto entre los hidratos de carbono y las proteínas. Asimismo, es muy importante que cenes lo antes posible. Acostarte mientras tu cuerpo aún está haciendo la digestión no ayuda a conseguir un sueño profundo y reparador.

4. Evita el consumo de alcohol

Si sufres pesadillas, has de saber que algunos de los sospechosos más habituales son el consumo de alcohol, chocolate o comidas muy grasas antes de acostarte. También la comida picante es una causa común de pesadillas. Se recomienda cenar comidas suaves, blandas y fáciles de digerir, especialmente, frutas y verduras.

Concilia el sueño con alimentos suaves y evitando cenas copiosas antes de dormir: prívate del alcohol, el tabaco y sustancias poco saludables

5. Asegúrate de utilizar un colchón cómod

El colchón es otro de los elementos que también afecta a la calidad del sueño. Hay personas que no descansan bien pero no consideran que pueda ser culpa de su colchón. Es algo común, un colchón incómodo, salvo en los casos más obvios, es un factor que puede pasar desapercibido. Si has seguido el resto de consejos y aún no consigues tener un sueño profundo y reparador, tal vez deberías cambiar tu colchón.

¿Cómo elegir un buen colchón? Esta pregunta no es fácil de responder, ya que depende de muchos condicionantes. Lo esencial que debes saber a la hora de comprar tu colchón es que no hay un colchón perfecto para todo el mundo, pero sí uno para cada persona. Dependiendo de tu peso y necesidades físicas, elegirás un colchón u otro. Y si tu colchón elegido no es el perfecto, recuerda: con Maxcolchon tienes 100 noches de prueba.