Beneficios de las camas articuladas para ancianos

May 20, 2020 | TE INFORMAMOS

Las camas articuladas para ancianos ya resultan un elemento de descanso indispensable. Un bien común en la tercera edad que también es válido para personas con movilidad reducida. Compuestas por un somier de láminas y un modelo de colchón cuyo grado de flexibilidad es más alto de lo habitual, estas camas se adaptan a los movimientos y requisitos de los más mayores con el fin de mejorar su día a día. Y lo hacen gracias al motor eléctrico que permite al usuario modular tanto la inclinación de la cabeza como la de las piernas, convirtiendo al colchón en un factor móvil que sea quien se adapte a la postura del anciano y no viceversa. Por supuesto, los beneficios de este tipo de camas articuladas son muchos. Los repasamos.

Ventajas de las camas articuladas

La principal virtud de una cama articulada radica en su propia razón de ser: se trata de un equipo de descanso que hace las funciones de un 2 por 1, ya que mientras proporciona el descanso adecuado, también permite adoptar posiciones inclinadas que sirvan para comer o beber sin la necesidad de salir de la cama. De esta manera, se benefician las condiciones físicas y el bienestar de sus usuarios:

– Mejora la circulación sanguínea y reduce la presión arterial en articulaciones del cuerpo como piernas o brazos gracias a la mejor distribución del peso que consiguen.

– Si la postura elegida a la hora de dormir por parte del paciente o usuario es algo elevada, se consigue prevenir posibles ataques de asma. Así mismo, se reducirá el riesgo de padecer también reflujos gástricos y sus correspondientes síntomas.

– En algunos modelos de camas articuladas se han añadido equipamientos con unidades de masaje. Gracias a esta funcionalidad, este tipo de camas consiguen el mismo efecto que un masaje prolongado por parte de un fisioterapeuta. De la misma manera, los niveles de estrés se reducirán, así como una relajación de los músculos y articulaciones mas tensas como el cuello o los hombros.

– Como ya hemos dicho, la mayor razón de ser de estos modelos guarda relación con el alivio que va a suponer a la espalda y el cuello. La funcionalidad con la que vienen de fabrica permite una recompensa a la hora de trabajar por parte de estas zonas del cuerpo, evitando así la proliferación de lumbalgia, artritis, los mencionados dolores en cuello y hombros o la hinchazón de las piernas.

– Obviamente, las camas articuladas favorecen el descanso y el sueño durante la pernoctación. Y lo hace gracias a la facultad que tienen de conservar la curvatura natural de la columna vertebral, disminuyendo hasta niveles mínimos las molestias.

BENEFICIOS DE USAR UN CAMA ARTICULADA

Además de estos beneficios más asociados a la condición física, existen otras ventajas que tienen que ver con el uso de las camas articuladas:

– Porque la salud no se limita solo al cuerpo sino también a la mente, las camas articuladas consiguen que sus usuarios eleven sus niveles de autoestima. ¿Cómo? Gracias a la independencia que logran con sus características. Los ancianos, con la ayuda del mando, pueden lograr mayor autonomía y seguridad, lo que acaba repercutiendo directamente en el estado de ánimo. Y lo mismo sucede con aquellos que la usan por enfermedades o accidentes

– En relación con la independencia y autonomía, aquellas personas que cuidan o ayudan a personas mayores o con problemas de movilidad tienen un gran aliado en las camas articuladas. Favorecen sus labores cotidianas como puede ser la alimentación, la limpieza del usuario, hacer la cama o el hecho de cambiarles de ropa.