8 lugares de España que no puedes perderte este verano

Jul 17, 2020 | TE INFORMAMOS

Abran o no las fronteras, los turistas puedan venir o convertirnos nosotros en un flujo turístico que acuda a lugares como Nueva York, Roma, Londres o Punta Cana, lo que sí vamos a poder hacer es viajar por nuestro propio territorio. Con un país tan grande, bañado por diferentes aguas (desde el Mediterráneo hasta el Atlántico), una oferta gastronómica sin igual, arquitectura que ha sido testigo de decenas de siglos de historia y un clima cálido y soleado, se nos ocurren muchas ciudades, pueblos y rincones que visitar en España.

Lugares que no podrás perderte este verano

 1. Morella, Castellón de la Plana (Comunidad Valenciana)

Uno de los pueblos más bonitos de España se encuentra en el interior de la provincia de Castellón. Ubicado en una posición estratégica, y a tan solo 60 kilómetros de la costa, tan mágico y maravilloso que parece inventado para una película de Tim Burton. Su paisaje está envuelto entre las iglesias de Santa María, Sant Joan, Sant Miquel, el convento de San Francisco y las murallas centenarias que acaban abrazando un castillo situado a más de mil metros de altura. Morella, declarada Conjunto Histórico- Artístico, ha sido reconocido Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Y todo ello aderezado con un clima mediterráneo de alta montaña que suaviza las temperaturas cuando el sol se pone.

2. Cuenca (Castilla – La Mancha)

Uno de los secretos mejor guardados de España se encuentra en Cuenca. Esta pequeña capital de provincia, de apenas 50 mil habitantes, alberga un sinfín de callejuelas empinadas, iglesias, rincones, escaleras, puentes, miradores en una especie de trazado medieval que parece no tener fin. Todo ello atravesado por el río Huécar y presidido por las más famosas Casas Colgadas, el mítico conjunto de edificios que yacen sobre uno de los acantilados de la ciudad y que miran uno de los puentes peatonales más impresionantes del territorio nacional. Y, por supuesto, una oferta gastronómica que no te acabarás, incluyendo la tan ansiada cultura de la tapa.  El casco histórico de Cuenca fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

3. Granada (Andalucía)

Y si hablamos de tapas, tenemos que mencionar a la reina de ellas: Granada. Una de las ciudades más bonitas y espectaculares no solo del país, sino del mundo. Historia viva, la majestuosa Alhambra ya sería motivo suficiente para visitarla, pero además de ello cuenta con millones de rincones por los que perderse entre sus cuestas, calles empinadas, escaleras y casas blancas tan propias de Andalucía. El Paseo de los Tristes, Albaycín o Sacromonte son lugares que no podrás perderte.

4. Valencia (Comunidad Valenciana)

Seguimos con capitales de provincia y llegamos a una ciudad que a veces parece esconderse detrás de los preciosos pueblos que acoge. Sin embargo, Valencia es mucho más que las Fallas o el modernismo de su Ciudad de las Artes y las Ciencias. Es luz, es su Albufera, las calles estrechas del Barrio del Carmen por donde perderse, el arte urbano que ha poblado el barrio marítimo del Cabanyal o comerse un arroz en decenas de restaurantes. Si la capital del Turia ofrece sol y playa los 365 días del año, imagínate durante los meses del verano.

5. A Coruña (Galicia)

Un poco eclipsada por la majestuosidad e historia de Santiago de Compostela y su catedral, A Coruña es una de las ciudades españolas a reivindicar y descubrir este verano. Encontrarás la playa de Riazor, miles de bares donde degustar su famoso pulpo y, si pones el foco un poco más allá de la propia ciudad, lugares con tanto encanto y misterio como el cabo de Finisterre. Conocido en gallego como Fisterra, hablamos del punto donde antiguamente se creía que se encontraba el fin del mundo. A día de hoy, está presidido por un faro de 17 metros de altura.

6. Cap de Fomentor, Mallorca (Islas Baleares)

Ponemos ahora el foco en rincones más concretos y algo recónditos.  En medio del Mediterráneo, las Islas Baleares forman una especie de oasis donde el mar y la naturaleza se juntan para ofrecer lugares tan bonitos como Cap de Fomentor. Ubicado en la isla de Mallorca, Cap de Fomentor te ofrece una de las mejores puestas del sol del mundo a la que podrás llegar tras una serpenteante carretera que desemboca en el mirador de Sa Crueta, a 232 metros de altura. Desde allí podrás divisar el islote Colomer bañado del mar Mediterráneo.

7. Conil de la Frontera, Cádiz (Andalucía)

Situado en plena Costa de la Luz, dentro de la comarca de La Janda, visitamos Conil de la Frontera. Famoso por ser el típico pueblo andaluz de casas blancas, calles estrechas y un patrimonio arquitectónico e histórico presidido por lugares como la Iglesia de Santa Catalina de Alejandría, la Torre de Guzmán, las Torres Almenaras de la Costa, la Ermita del Espíritu Santo, el antiguo mercado, la Ermita de Nuestra Señora María Auxiliadora y la Puerta de la Villa. Y por si esto fuera poco, Conil está envuelto por parajes naturales como los Pinares de Roche, playas como la de los Bateles o la Fuente del Gallo y calas como la del Quinto y Camacho.

8. Llanes (Principado de Asturias)

Dentro de la inmensidad verde y natural que ofrece Asturias, un pequeño pueblo costero sobresale por su belleza. Llanes, tan pequeño que puedes visitarlo en un solo día (aunque te recomendamos pasar al menos una noche), ofrece una arquitectura muy asociada al norte de España, un casto histórico donde destacan el antiguo torreón, su muralla, cuyo origen está en la edad media y la Basílica de Santa María del Concejo. Además, un puerto deportivo y pesquero, un rompeolas colorido de nombre Cubos de la memoria y el Cantábrico convierten a Llanes en una de las localidades costeras más bonitas del país.

Estas son nuestras recomendaciones para este verano. Vayas donde vayas, no puedes olvidarte de llevar una almohada de viaje. Perfecta por su pequeño volumen para los trayectos, pero también para utilizarla durante las noches que pases fuera por su viscoelástica.