8 alimentos que quitan el sueño

Ago 7, 2021 | ALIMENTACION, TE ACONSEJAMOS | 0 Comentarios

Muy a menudo encontramos dificultades para dormir sin saber muy bien los motivos. Sin embargo, lo más lógico es encontrar respuestas a muchas de nuestras cotidianidades. Muchas veces el culpable de que nos pasemos la noche dando vueltas y vueltas está lejos del estrés, la ansiedad, la ingesta de ciertos fármacos o un mal equipo de descanso. Aunque te parezca sorprendente, quizás la respuesta está en lo que hemos comido y cenado durante ese día. Existen multitud de alimentos que quitan el sueño. Conoce el impacto de los que peor se llevan con nuestro descanso y que, a su vez, son los grandes aliados del insomnio.

 Los 8 alimentos y tipos de comida que nos pueden ocasionar pesadillas

1. Carne roja

Partimos de una base muy clara, todo aquel alimento con un alto contenido en grasas saturadas y/o con muchos hidratos de carbono, tarda más en digerirse. Entre esta categoría de alimentos se encuentra la carne roja. Sí, apetitosa y muy agradable al sabor, pero todo un tormento cuando lo queremos combinar con una plácida noche de sueño. Este tipo de carne animal, muy rica en proteínas y grasas, no solo es uno de los alimentos más difíciles de procesar en nuestro cuerpo, sino que por la noche aumenta exponencialmente esta dificultad, provocando las peores pesadillas.

2. Comida picante

¿Cuántas veces te has regalado una cena con alimentos picantes y luego te has pasado la noche dando vueltas en la cama? Sí, los alimentos picantes son una delicia. Chiles rellenos con fríjoles, enchiladas, tacos… Son muchos y muy variados, pero, aunque nos encanten, son sinónimo de una nefasta digestión que se traduce en irritación del tracto digestivo superior. O lo que es lo mismo, dolor de estómago y reflujo ácido durante toda la noche. Y todo ello acompañado de una subida de temperatura corporal.

3. Embutidos

Que levante la mano el que no haya sucumbido a una barbacoa en compañía de amigos durante una noche de verano. Chorizos, longanizas, morcillas… Aunque hablamos de carnes muy demandadas en todo el territorio español, no es nada saludable ingerir este tipo de alimentos (u otros como lomo y magro) a última hora del día. Incluso el pavo, el pollo y el jamón de york pueden estar procesados con azúcares y colorantes, lo que también concluiría en una digestión perjudicial para el descanso.

 4. Chocolate

Hoy en día ya conocemos las virtudes del chocolate puro. Tras décadas de mala publicidad, sabemos que comer unas tres porciones al día de este tipo de dulce resulta saludable. Sin embargo, no es aconsejable tomarlo a últimas horas de la noche. ¿La razón? Su ingesta no casa bien con la digestión y, por tanto, con el sueño.

5. Carbohidratos

Suponemos que hoy en día poca gente cena carbohidratos. Sabemos que son pesados, causan gases, aportan demasiadas calorías para tratarse de la cena y son los macronutrientes que más nos hacen engordar. Pero además de todo esto, sus grasas y el azúcar que aportan pueden producir demasiadas dificultades a la calidad de nuestro descanso.

6. Legumbres

Con las legumbres sucede un poco como con los carbohidratos (arroces, pasta…): hoy en día es difícil encontrar gente que se cene un plato de fabada o de lentejas. Sin embargo, existe un tipo de legumbre que protagoniza muchas cenas. Es el hummus, un alimento que provoca más gases de los que piensas y que puede dificultar la higiene del sueño.

7. Frutas con mucha presencia de vitamina C

Conocemos la importancia de la vitamina C en nuestro organismo y por ello la aplicamos a nuestra dieta en forma de zumos o desayunos con mucha presencia de kiwi o naranja. Pero ojo con su ingesta a última hora del día, los cítricos son conocidos por la sensación de ardor y pesadez que pueden arrastrar por la noche.

8. Alcohol

A estas alturas de la vida, no hace falta explicar nada, ¿no?