7 remedios naturales para dormir profundamente

Ago 28, 2020 | MEJORA TU DESCANSO, TE ACONSEJAMOS

Cada vez son más las personas que presentan dificultades para dormir, ya sea debido a preocupaciones personales, cambios de horario en el trabajo o por una mala higiene del sueño. Por ello, es importante actuar ante los primeros signos de insomnio. Podemos acondicionar el ambiente de nuestro dormitorio, cambiar hábitos adquiridos y tener en cuenta ciertos remedios naturales.

En Maxcolchon hemos querido hacer una lista con 7 remedios naturales para dormir profundamente. Es probable que algunos de ellos te ayuden a mitigar tus dificultades para dormir. No obstante, es importante acudir a un especialista si la dificultad para dormir no remite, ya que a la larga podría derivar en problemas de salud.

7 remedios naturales para dormir profundamente

1. Técnicas de meditación y relajación

Practicar ejercicios de meditación puede ayudarnos a promover el sueño y reducir los niveles de la hormona del estrés. La meditación es una técnica que implica dirigir conscientemente la atención sobre un objeto de enfoque (como la respiración, un sonido o una parte del cuerpo). Tiene como finalidad aumentar la conciencia, relajar el cuerpo y calmar la mente.

Algunas técnicas de meditación más populares son el yoga, ejercicios de respiración, la relajación muscular progresiva de Jacobson o el mindfulness.

2. Un vaso de leche antes de acostarnos

Los lácteos contienen triptófano, un aminoácido precursor de la serotonina (neurona que interviene en procesos como el sexo, la ira y los estados de ánimo) y también estimulan la melatonina (hormona que interviene en los ciclos de sueño). Por este motivo, consumir leche, yogures o queso podría ayudar a conciliar el sueño. Eso sí, tampoco hace milagros, por lo que una buena higiene del sueño es crucial si pretendemos que funcione.

3. Infusiones calientes

El ser humano lleva utilizando las hierbas para distintos fines desde tiempos ancestrales. En este sentido, las infusiones pueden ser mano de santo para relajarnos y tener más facilidad para coger el sueño.

La infusión de valeriana es uno de los remedios naturales más utilizados de forma doméstica. Generalmente, se toma una hora antes de acostarse y se usa comunmente para reducir la ansiedad y mejorar la calidad del sueño. Otras infusiones que pueden ayudarnos a relajarnos son las infusiones de tila, manzanilla, pasiflora y amapola. ¡Prueba cuál te gusta más!

4. Suplemento de melatonina

Los suplementos de melatonina se suelen recomendar ante diversas afecciones del sueño habitualmente causadas por un desfase horario (jet lag) o debido a horarios de trabajo nocturnos.

La melatonina es una hormona natural que regula el ciclo de sueño-vigilia en el cerebro. Se produce en nuestro organismo a partir de la serotonina cuando la exposición a la luz disminuye, por la noche. A veces nuestro cuerpo no produce la cantidad necesaria, por lo que podemos necesitar tomar algún suplemento para paliar esta carencia. No obstante, es importante consultar con un especialista para detectar las causas y origen de nuestro problema.

5. Música relajante y sonidos de la naturaleza

La música suave y lenta es otro remedio que puede ayudarnos a mejorar el sueño. Tanto es así que ya existen sesiones especializadas de musicoterapia con el fin de mejorar la calidad del sueño, disminuir los despertares nocturnos y alargar el tiempo de descanso.

Si te cuesta dormir al acostarte y le das muchas vueltas a los problemas del trabajo o a problemas personales pero no tienes ganas de escuchar música, puedes probar con sonidos de naturaleza. En Spotify o Youtube encontrarás listas de reproducción con sonidos de lluvia, el mar o la fauna de un bosque. ¡Te dejarán roque!

6. La alimentación influye en nuestro descanso

Nuestra alimentación tiene un papel muy importante sobre el descanso. Algunos alimentos como el pescado azul, el atún y el salmón pueden resultar efectivos a la hora de coger el sueño. Esto se debe a sus altos contenidos en ácidos grasos omega 3 y vitamina D que parecen tener un papel importante en la regulación de la concentración de serotonina.

Además, algunos frutos secos como las almendras y las nueces también son ricos en melatonina, por lo que pueden favorecer un buen descanso nocturno.

Por el contrario, los alimentos y bebidas que contienen cafeína, como el café, el té, los refrescos y el chocolate, pueden dificultarnos el sueño, por lo que es mejor evitarlos a partir de media tarde.

7. Hacer ejercicio

Investigadores del Departamento de Neurobiología y Fisiología de la Universidad Northwestern informaron que el ejercicio aeróbico (cuatro veces a la semana) puede mejorar notablemente la calidad del sueño en las personas sedentarias.

Además, los sujetos en estudio también informaron menos síntomas depresivos, más vitalidad y menos somnolencia durante el día. Eso sí, es importante finalizar la sesión de entrenamiento varias horas antes de acostarnos para no estar demasiado activos por la noche.

Esperamos que estos remedios naturales para dormir profundamente te sirvan de ayuda a la hora de coger sueño de forma más rápida. Y recuerda, es importante mantener unos horarios estables al acostarse y levantarse, así como tener hábitos de vida saludables para dormir mejor.