7 cuentos infantiles cortos para dormir

May 20, 2020 | NIÑOS, TE ACONSEJAMOS

Los cuentos infantiles son ideales para calmar a los más pequeños por las noches y conseguir que se duerman más rápido. Fomentan un hábito de lectura desde la niñez mientras que hacen que los niños se diviertan escuchando historias. Además, los cuentos facilitan que los niños se desarrollen intelectualmente desde pequeños, a la par que aprenden los distintos valores que las historias pueden ofrecer.

7 Cuentos infantiles cortos para dormir

En Maxcolchon hemos seleccionado cuentos infantiles cortos pensados para leer a los más pequeños antes de acostarse. Además de ayudar a dormir a los niños, incluso puede que estos nos ayuden a nosotros mismos a desconectar después de toda una jornada laboral y podamos así coger el sueño más rápido.

1. Pedro y el Lobo

Este cuento clásico narra la historia de un pastor que se divertía engañando a sus vecinos del pueblo, hasta que un día la mentira que contaba se volvió contra él. Esta fabulosa historia enseña a los niños que las mentiras siempre tienen consecuencias negativas.

2. El cuento de Pinocho

Las aventuras de Pinocho explican la historia de un muñeco de madera que se escapa de casa para conocer el mundo. La profunda humanidad de este títere ha hecho de esta historia un clásico inmortal capaz de seguir divirtiendo tanto a los pequeños como a los más mayores. Sin duda, un cuento fantástico lleno de valores con el que reflexionar sobre la mentira, la desobediencia y el respeto.

3. La tortuga y la liebre

Esta fábula enseña a los niños el valor del esfuerzo y de que no hay que hacer burla de los demás ni considerarse mejor que nadie.

4. El león y el ratón

Otra bonita fábula con moraleja final en la que un león queda atrapado en la red de un cazador. Un pequeño ratón quiere ayudarle, pero el león se ríe de su tamaño y rechaza su ayuda por ser tan pequeño. Finalmente, el ratón libera al león mordiendo las cuerdas hasta romperlas. La finalidad del cuento es demostrar a los más pequeños que todos somos útiles e importantes, independientemente de nuestra fuerza, nuestro tamaño y nuestras diferencias.

5. La Gallina de los huevos de oro

Había una vez dos granjeros muy pobres y humildes que tenían la costumbre de acoger a todas las aves que llegaban heridas a su granja. Un día apareció en la granja una gallina que cambiaría su suerte para siempre. Esta gallina de plumas blancas y elegantes ponía un huevo de oro cada día. La riqueza condujo a los granjeros a la avaricia y la felicidad que poseían se convirtió en toda una desgracia que acabó por destruirles. El cuento trata de explicar que no es más rico quien más tiene.

6. El zombi cazafantasmas

Aunque los cuentos clásicos se mantengan en el tiempo, lo cierto es que existen muchos relatos actuales capaces de hacer que los más pequeños se diviertan a la vez que aprenden valores importantes. Sin duda, este cuento es un poderoso antídoto contra los prejuicios y el racismo. Su protagonista principal, Patizombie, está cansado de ser siempre el personaje malvado y perverso de todas las historias. Por eso un día empieza a hacer cosas buenas. Con este cuento enseñarás a los más pequeños que no se puede dar por hecho que alguien sea de una manera solo por haber nacido dentro de un grupo determinado.

7. Whatsapps, videojuegos y cabezas mutantes

Un cuento muy adecuado para los tiempos de hoy en día en que los niños viven expuestos a la tecnología y las pantallas desde bien pequeños. Esta ingeniosa historia está protagonizada por dos hermanos a los que les encantan los videojuegos y estar con los teléfonos. Están tan enganchados a la tecnología que un día, al mirarse al espejo, ven que sus rostros se han convertido en uno de esos dispositivos móviles. ¿Conseguirán recuperar su auténtico rostro?

El cuento trata de enseñar algunos consejos para que la diversión de los videojuegos y los teléfonos inteligentes no ocupe todo el tiempo en los niños y los adultos a fin de tener buenos hábitos tecnológicos.

Para finalizar, es muy positivo crear rutinas a la hora de ir a dormir en los más pequeños. La lectura puede ayudar a que se relajen antes de dormir y favorecer un buen descanso. Además, a veces resulta complicado encontrar momentos en los que podamos pasar tiempo con nuestros hijos. Leer puede ser una actividad de goce compartido que puede convertirse en un momento muy agradable de unión y diversión entre padres e hijos.