6 ideas para decorar la habitación esta primavera

May 12, 2020 | MEJORA TU DESCANSO, TE ACONSEJAMOS

Sin necesidad de realizar un cambio total y drástico, la llegada de la primavera nos parece un excelente momento para hacer pequeñas modificaciones en la decoración de tu habitación. Los días son más largos, los rayos de sol alcanzan más recovecos y la luz aporta un punto más de vida y alegría. Para acompañarlo, ¿qué mejor que decorar el dormitorio con un estilo más luminoso, floral y colorido?

Para ayudarte en ello, te aportamos una serie de ideas que van desde la propia cama, hasta elementos algo más externos que dotarán de tu habitación ese punto extra tan necesario. Una decoración que convierta la estancia donde más cómodo has de estar y donde más horas vas a pasar (aunque sea durmiendo), en el lugar de tus sueños.

Viste de primavera tu cama. Ayúdate para ello de textiles coloridos y el motivo que reina la estación más bonita del año: las flores. Obviamente, con la llegada del calor y el buen tiempo el nórdico, el edredón y cualquier tipo de manta han sido sustituidos por otro tipo de colchas más fresquitas. Puedes acompañar estos nuevos tejidos más transpirables por estampados que llamen más a la flora y fauna: mariposas, flores, hijas verdes… Dale un look más vital y primaveral a tu habitación empezando por la cama y vistiéndola con alborozados almohadones y cojines.

Si no te gustan las flores y las mariposas… atrévete con colores distintos

Porque la primavera no es solo sinónimo de cierto tipo de flores y mariposas, existen colores igual de refrescantes y que pueden evocar a la perfección la nueva estación. Por ejemplo, decorar la habitación al estilo primaveral con colores atrevidos en el estampado de la colcha, los cojines y las sábanas conseguirá el mismo efecto que el relatado en el primer punto.

Llena tu habitación de energía primaveral

La primavera es, probablemente, la estación favorita a la hora de cambiar la decoración y atreverse con uno de los puntos principales de cada vivienda: el color de las paredes. Con un simple pintado puedes darle un cambio radical al dormitorio sin morir en el intento. Para ello, tan solo tienes que apostar por colores como el amarillo, el verde, el naranja o el turquesa. Si aún tienes algún tipo de pudor por estas modificaciones atrevidas, siempre puedes optar por pintar una sola pared. ¿Qué tal si te atreves con la del cabecero? ¿Y si la conviertes en un gran lienzo donde incluir algún cuadro con motivos florales?

Insufla vida a tu habitación

Nada mejor que las plantas de interior para aportar vida a tu habitación. Además del extra con el que dotan al dormitorio, se logra mayor energía gracias a cómo oxigenan el ambiente.

Por último, los pequeños detalles

Ni por ser los elementos decorativos más pequeños, ni por ser los que vamos a incluir a última hora, les vamos a poder restar importancia. Al contrario. El buen uso de los detalles va a reforzar el mensaje que queremos aportar con la decoración de la habitación. Más alegría, optimismo, energía, carácter… Todo ello se puede lograr a través de cuadros, fotografías, jarrones, flores, alfombras, lámparas… Las posibilidades son infinitas y tu imaginación…más aún.