5 ideas para decorar la habitación en primavera

Mar 7, 2020 | TE INFORMAMOS

El dormitorio es el espacio más íntimo e importante de nuestra casa. La forma en que decoramos nuestra habitación también puede decir mucho sobre nuestra personalidad y estilo. ¿Te gustan las sábanas blancas? Entonces quizás seas más clásico y atemporal. O tal vez, ¿te gustan los colores vivos? Igual eres más aventurero o extrovertido.

A continuación te ofrecemos 5 ideas sencillas para renovar el aspecto de nuestro dormitorio de forma muy sencilla para sacar a relucir nuestra personalidad en un espacio tan importante.

1. Introducir un cabecero

Resaltar nuestro dormitorio con un cabecero es una de las formas más eficientes y estéticas de renovar el aspecto de nuestra habitación. Un cabecero aporta un toque de distinción al dormitorio, y además aporta un plus de personalidad al aspecto de nuestra habitación. En muchas ocasiones solo con este elemento podemos vestir la pared principal de nuestra habitación otorgándole un aspecto renovado.

En Maxcolchon puedes encontrar cabeceros tapizados con polipiel, chenilla, microfibra o terciopelo. Además, estos cabeceros tapizados llevan un acolchado en su interior, lo que mejora su comodidad en el uso, sobre todo cuando leemos o vemos la televisión en la cama.

Los cabeceros tapizados ofrecen una gran variedad de opciones distintas, de manera que podemos personalizar nuestro dormitorio y combinarlo con el resto de muebles a la perfección. Además, este elemento en muchas ocasiones es utilizado para agrandar visualmente el espacio.

2. Cambiar la iluminación

Crear un clima acogedor, íntimo y tranquilo en la habitación es esencial para conciliar mejor el sueño. La exposición a la luz del exterior o incluso una iluminación muy fuerte y blanca puede hacer que resulte difícil dormirse. Una iluminación suave y cálida a través de lámparas puede crear un ambiente más relajado y tranquilo. Además, iluminando el cabecero o con alguna lámpara de pie y en las mesillas estaremos renovando el estilo de nuestro dormitorio.

3. Decorar a través de ropa de cama y cojines

Es importante que la decoración de nuestro dormitorio  nos sugiera una sensación de confort, tranquilidad y desconexión. Además, los tejidos y colores con los que vistas tu cama serán la base de la decoración del dormitorio.

Un consejo es tener varias fundas de almohadones y cojines que combinen entre ellas para poder cambiarlas al mismo tiempo que las sábanas y edredones. Así mantendremos siempre una estética propia y unificada cada vez que cambiemos la ropa de cama.

En la página web de Maxcolchon puedes encontrar nuestro simulador virtual con el que podrás diseñar tu dormitorio eligiendo las medidas, tejidos, colores y estampados que más te gusten. De esta forma puedes visualizar y combinar como quieras las diferentes e infinitas posibilidades.

4. La cama y el canapé

La cama es el elemento principal y el más visible en el dormitorio. Tener en cuenta el diseño y la calidad a la hora de elegir un canapé hará que ganes en comodidad y ergonomía pero también renovará la apariencia del dormitorio. Podemos combinar su acabado con la estética del cabecero, la ropa de cama y los muebles de la habitación.

Los canapés abatibles son una buena opción para agrandar el espacio útil del dormitorio ya que en su interior podemos almacenar ropa de cama y prescindir de una cómoda y de grandes armarios. En Maxcolchon podemos personalizar nuestro canapé con más de 30 tonalidades diferentes y tres tejidos distintos (polipiel, aqualine y chenilla) con esta amplia gama de posibilidades podremos aportar el estilo que queramos a nuestra habitación.

5. Pintar o empapelar la habitación

Podemos darle un aspecto totalmente renovado al dormitorio con un poco de papel pintado o pintura. No es necesario intervenir en todas las paredes de la habitación, con la pared principal del cabecero la transformación será más que evidente. Si nuestro dormitorio es pequeño, con el blanco conseguiremos atraer más luminosidad y generar una sensación de más amplitud. No obstante, la ventaja de empapelar una pared es su sencillez a la hora de no ensuciar ni tener que vaciar toda la habitación para pintar. Además, los papeles vinílicos son muy fáciles de poner y podrás hacerlo tú mismo.

Ya no hay excusa para renovar la apariencia de tu dormitorio esta primavera de una forma sencilla y eficaz.