5 ideas para conseguir más espacio en tu habitación

Mar 25, 2021 | TE INFORMAMOS

Normalmente, las habitaciones de nuestros hogares no suelen ser demasiado amplias. Por eso resulta conveniente sacar el máximo partido posible a los metros que disponemos y aprovechar hasta el último centímetro para obtener el mayor confort en nuestros dormitorios.

Eso no significa llenarlas de muebles y accesorios. Por el contrario, cuanto más despejada esté, obtendremos más amplitud visual. Aunque los enseres de almacenaje son necesarios para mantener el orden, también es recomendable crear un ambiente sereno que nos invite al relax a la hora de irse a dormir.

Por eso es importante decantarse por piezas que nos ofrezcan un uso polivalente dentro del espacio que tengamos disponible. Si estás interesado en sacarle más provecho al tamaño de tus habitaciones, echa un vistazo a las ideas que te ofrecemos para conseguirlo.

Aprovecha cada metro de tu habitación

1. Planificar el espacio

Es aconsejable planificar el espacio para determinar la proporción del mobiliario que podemos colocar según los metros del dormitorio. De esa manera, podremos prescindir de algunos muebles en favor de otros según nuestras necesidades.

Suele ocurrir que no hay sitio suficiente para demasiadas cosas. Por ejemplo, si ya tenemos un armario empotrado de gran cabida y suficiente espacio de almacenaje, podemos sustituir una cómoda por un sillón si nos gusta leer un rato antes de irnos a dormir. También, en lugar de poner las clásicas mesillas de noche, se puede acoplar un pequeño escritorio si lo necesitamos para trabajar.

Lo importante en estos casos es obtener una distribución que nos ofrezca funcionalidad y se adapte a nuestras preferencias. De esa manera, si aprovechamos muebles versátiles, ahorramos espacio y logramos una mayor amplitud.

2. Colocar canapés abatibles

Los canapés abatibles son una de las opciones más prácticas para obtener espacio en nuestras habitaciones. Sirven de base para el colchón y permiten guardar en su interior los accesorios más voluminosos de las camas como las mantas o los edredones. También se puede utilizar si el armario es pequeño, para guardar la ropa y los complementos que no sean de temporada.

En Maxcolchon disponemos de varios modelos que puedes acoplar en cualquiera de las habitaciones de la casa. En el caso de las camas de matrimonio puedes elegir cualquiera de nuestra serie Duo Fix.

La ventaja que ofrecen es que van divididos en dos cajones independientes que permiten clasificar fácilmente lo que necesites guardar dentro. Además, tienen la altura suficiente para poder limpiar fácilmente por debajo del mismo.

Los diferentes acabados disponibles combinan perfectamente con cualquier tipo de decoración y aportan una estética atemporal al conjunto de tu dormitorio.

3. Aprovechar los metros útiles

Cuando las habitaciones son pequeñas, hay que buscar trucos para poder disponer de todo lo necesario sin renunciar a la comodidad. Por eso, en el caso de que no quede mucho espacio entre la cama y el armario, se recomiendan las puertas correderas en lugar de las convencionales.

En otras ocasiones, si hay alguna pared que sea irregular, podemos aprovechar los pequeños huecos que quedan entre las vigas e instalar una repisa o estantería para libros y objetos personales.

4. Mantener el orden

En el caso de que los armarios se nos queden pequeños, nuestro consejo es colocar cajas de diferentes tamaños encima de los mismos. Puedes guardar objetos que no se usan habitualmente y de esa forma liberas el espacio dándole un toque divertido y actual al conjunto.

Si te gusta la idea, te sugerimos los acabados en fibras naturales ya que aportan frescura a cualquier tipo de ambiente. De esa forma, a la vez que decoras estás ganando espacio extra de almacenaje.

5. Prescindir de cabeceros voluminosos

En los espacios de tamaño reducido no es conveniente colocar muebles demasiado voluminosos o recargados. Decantarse por la ligereza en el mobiliario es una apuesta segura para conseguir mayor sensación de amplitud.

Por ejemplo, en el caso de los cabeceros conviene que sean lo más sencillos posibles y así poder optimizar el espacio. Además, un simple cabecero tapizado es una pieza elegante que aporta un aspecto atemporal a la estética del ambiente.