5 consejos para prevenir el síndrome de la cabeza plana (plagiocefalia)

Abr 30, 2020 | NIÑOS, TE ACONSEJAMOS

El síndrome de la cabeza plana es una malformación asimétrica que puede ocurrir en los bebés y está provocada por presiones externas. Puede estar causada por una serie de factores relacionados con el posicionamiento, como pueden ser pasar un largo periodo de tiempo en la incubadora, por el proceso durante el nacimiento o la posición en el útero.

En principio, este síndrome de la cabeza plana debido a una mala posición no tiene por qué afectar al cerebro y no es causa ningún tipo de alteración neurológica o motora. Se trata de una malformación exclusivamente estética, salvo que exista algún síndrome asociado a la misma. En cualquier caso, esto deberá ser determinado por un especialista, en este caso un neurólogo.

5 consejos para prevenir la plagiocefalia

Aunque el síndrome de la cabeza plana no tiene porqué ir acompañado de otros problemas más graves, resulta clave detectar el problema a tiempo para poder llevar a cabo un tratamiento lo antes posible. De cualquier manera, existen algunos consejos que pueden seguirse para prevenir el síndrome de la cabeza plana:

1. Cambiar la postura

Para prevenir el síndrome de la cabeza plana, una de las medidas principales que podemos llevar a cabo es la de variar la postura en la que acostamos al bebé. Tanto si duerme en una cuna como en el capazo o en una cama, podemos ir variando su posición dejándolo primero boca arriba y luego cambiándolo hacia el lado derecho y viceversa. De cualquier manera, se recomienda que duerman siempre boca arriba.

 

2. Hacer que pase tiempo boca abajo

Cuando esté despierto, podemos hacer que el bebé pase algunos ratos boca abajo, en un lugar en el que podamos vigilarle y que sea seguro. De esta manera, al no tener la cabeza apoyada, podría comenzar a fortalecer los músculos del cuello, los brazos y la espalda. Además, el hecho de que el bebé esté boca abajo cuando esté despierto también es importante porque se estimulan sus sentidos, promueve el desarrollo de habilidades motoras tales como sentarse, arrastrarse y rodar.

3. Cambiar la posición de la cuna

Cambiar la cuna de posición de vez en cuando puede ser una buena idea. De esta manera, cuando el bebé se gire buscando la cara de sus padres, se verá obligado a girar la cabeza tanto hacia la izquierda como hacia la derecha.

4. Alternar los brazos para sujetarlo

A la hora de sostener el bebé en brazos, también pueden alternarse ambos brazos para sujetarlo, de manera que el bebé se vea obligado a apoyar la cabeza en ambos lados. También podemos alternar con sostenerlo boca abajo, con la barriga apoyada en el antebrazo.

5. Utilizar otras formas de transporte

No utilizar siempre el mismo objeto de transporte para el bebé también puede ser una buena idea para evitar el síndrome de la cabeza plana. Conviene utilizar métodos distintos para moverlo y no siempre el mismo. Algunos ejemplos de ello pueden ser las mochilas portabebés, los pañuelos o los brazos.

En resumen, prevenir el síndrome de cabeza plana en el bebé no tiene porqué ser tarea difícil si llevamos a cabo estos consejos. Si tienes alguna duda o crees que el bebé podría tener algún problema, no dudes en consultar con tu pediatra.